Edición Iberoamericana

 

- - - -
 

Volumen 3, Número 6 | Otoño 2006

                                                               
Artículo anterior    |  Siguiente artículo    |    Regresar a índice



Enfoques de los campos de aplicación de la comunicación
en el debate actual de las ciencias sociales.
(1)

Luis Beltrán Pérez Rojas (2) y Norman Velásquez (3)
Universidad de Medellín

Resumen
La comunicación es un área del conocimiento inherente a la condición humana, por eso su estudio se hace complejo y diverso porque el hombre en medio de toda su complejidad requiere de la comunicación para poder vivir en sociedad.  Pero aproximarse al  estudio de la comunicación como ciencia  es tan solo una arista de ese gran prisma al cual se pretende acercarse en el presente artículo. Se trata de mostrar, en medio del gran debate de las ciencias sociales, cuáles son los posibles campos de aplicación, no desde el hacer, sino desde la interpretación del estudio  científico de la comunicación.

Palabras clave: Ciencias sociales, Comunicación, Conocimiento, Epistemología, Métodos científicos, Multidisciplinariedad, Transdisciplinariedad.

Abstract
Communication is an area of the human science proper of the human conditions. Its study is very complex and divers, because in the complexity of the world, the man needs the communication for live in society.  But the study of the communication  is only an edge of this  big scientific  issue. The present article  is  a way  to being near of  the problem of  study  in communication., involved in the discussion of the social science  at the practice  in the different ambit of the every day work and conceptualization of the communication academic studies. 

Key words: Social sciences, Communication, knowledge, Epistemologie, Scientific method, Multidisciplinary, Transdisciplinary.

 


Introducción
Durante mucho tiempo, el debate de la ciencia  tuvo  una visión parcializada, solo se consideraba válida la visión positivista de Auguste Comte y toda su escuela de pensamiento ya que únicamente lo observable, medible y cuantificable era  objeto de estudio científico. Además,  el método experimental era fundamental como proceso válido para hallar el conocimiento.  

Pero las grandes transformaciones  sociales de finales del siglo XVIII, como la Revolución Francesa y  la crisis social europea  dieron lugar  al surgimiento de  ciencias sociales tales como: la historia, la psicología, la sociología, la antropología, la economía, la pedagogía y la política, entre otras.  En este sentido, H. Cerda, afirma que “desde finales del siglo XIX se planteó una polémica entre los investigadores de las ciencias sociales y los representantes de las ciencias naturales  sobre la forma de abordar científicamente el estudio de la realidad (Cerda, 1997). “.

Según  María Elsa Bettendorff (2003), la  visión de cientificidad  siempre ha estado presente en los estudios de la comunicación, por lo menos como  pretensión de cientificidad (es decir, de un estatus epistemológico pleno en virtud del reconocimiento de teorías, conceptos, métodos, técnicas y resultados inobjetablemente científicos) ha acompañado a las disciplinas surgidas de la reflexión sobre las prácticas comunicativas de las sociedades de masas desde sus mismos orígenes.

Pero no todos concuerdan con esta apreciación, por ejemplo, para Raúl Fuentes y Enrique Sánchez, “la comunicación no tiene ni ha tenido un campo disciplinar propio, sino un dominio de estudio, más o menos común, alrededor del cual se ha conformado el campo sociocultural. Y, en segundo lugar, este dominio ha sido, es  y quizá tendrá que seguir siendo una encrucijada inter  y transdisciplinaria, dentro de las ciencias sociales y humanas, lo que hace el reto aún mayor en la medida que exige de cada uno  -dependiendo de los objetos específicos de investigación- el desarrollo de un amplio espectro de capacidades teóricas y metodológicas (Fuentes, 1997).”

En este contexto el grupo de investigación SIGMA, de la Universidad de Medellín, pretende aportar algunos elementos de análisis de manera que contribuyan a la reflexión de la comunicación con el propósito de clarificar el tema de la cientificidad de la misma.

El objeto de estudio de la comunicación en el contexto del paradigma de las ciencias sociales
La clarificación del objeto de estudio de la comunicación se inscribe en el contexto de las ciencias sociales y del debate que en tormo a las mismas se ha suscitado entre los investigadores de comienzos del siglo XIX, En este período  surge un  movimiento  hermenéutico representado por pensadores como: Max Weber,  Dilthey, Droysen,  Rickert y Collingwood. Todos ellos rechazaron la postura positivista de la ciencia por tratarse de un monismo metodológico y a la vez crearon líneas directrices propias de las ciencias sociales, tales como: la identificación de un objeto de estas ciencias el cual consiste en  la comprensión del fenómeno y no en la explicación del mismo a diferencia del  positivismo.

En las ciencias sociales  se propuso el método de la comprensión, es decir el método hermenéutico,  el cual busca entender o interpretar el sentido y el significado de los actos humanos. Comprender significa develar el sentido de las cosas.  Savater citando a Kant afirma que  “El conocimiento es  una combinación de cuánto aporta la realidad  con las formas de nuestra sensibilidad y las categorías de nuestro entendimiento. No podemos captar las cosas en sí mismas  son solo tal como las descubrimos  por medio de nuestros sentidos y de la inteligencia que ordena los datos brindados por ellos. O sea,  que no conocemos la realidad pura sino solo como es la realidad para nosotros (Pacheco y Cruz, 2006).” Es decir que siempre habrá una hermenéutica de la realidad, ya que el sujeto que la percibe hace una interpretación de la misma, por eso los criterios de verdad y de  objetividad se revalúan en el nuevo concepto de las ciencias sociales.

Otra de las características de  la concepción hermenéutica es “la unidad sujeto -objeto, en oposición a la dicotomía  sujeto investigador-objeto investigado, propio del positivismo. La primera relación da origen a la intersubjetividad en oposición a la segunda donde se privilegia la objetividad. Estas dos características y el propósito de comprender hechos y generar principios y no leyes generales es lo que para los epistemólogos justifica la autonomía de las ciencias sociales con respecto a las ciencias naturales (Mardones y Usua, 1988).” También han sido continuadores de este debate: T. Kuhn, Paul K. Feyerabend, Lakatos, Morin, los cuales plasmaron su pensamiento en obras como: La Estructura de las Revoluciones Científicas,  Los programas Científicos de Investigación,  La Anarquía del Método,  la Complejidad y la Integración del Conocimiento, dan cuenta y sustentan debidamente toda este debate  en torno a visión científica de las ciencias sociales.

A mediados del siglo XX  surge un movimiento epistemológico  representado por científicos sociales  los cuales cuestionaban los planteamientos del positivismo lógico del círculo de Viena  y de la Teoría crítica de la Escuela de Franckfurt. En este movimiento participaron algunos de los científicos citados anteriormente con el fin de  presentar  nuevos enfoques de la ciencias sociales, enfatizando en los paradigmas científicos, las competencias que deben existir entre los programas de investigación,  el cuestionamiento del método científico como elemento único convalidador de la ciencia con el fin de crear una nueva visión de ésta como realidad compleja  y pluridimensional, donde el conocimiento científico es una forma de conocer la realidad, pero no la única forma de hacerlo. 

 La aparición de los metarrelatos, con los planteamientos de Lyotard,  fue otro elemento que apoyó la visión de las ciencias sociales en el debate de la ciencia ya que derriba la aceptación de una sola verdad válida, ampliando el panorama para la comprensión de la ciencia.  El debate de las ciencias sociales fue beneficioso para el conocimiento  ya que presentó otra visión de la ciencia  cuyo fundamento no era la experimentación ni  la explicación del fenómeno sino

Los campos de aplicación de la comunicación
Con respecto a la comunicación, después de la segunda guerra mundial,  se empezó a fortalecer un movimiento en Estados Unidos el cual se distanciaba de los planteamientos iniciales de Shannon y Weber  centrados en el esquema “emisor-receptor” que ponen el envío y decodificación de mensajes  en un sistema  lineal.  Este movimiento estaba representado por Bateson, Goffman, Eduard Hall, y Birdwhistell. Su propuesta se refiere a un modelo circular y multidireccional  tal como lo presentó Winkin en 1984, “al modelo  mecánico del telégrafo se contrapone un modelo orquestal, procesual y contextual. Orquestal porque el ser humano comunica a través de un conjunto de instrumentos (la palabra, los gestos, la vestimenta, el tono, la posición corporal, etc.) La comunicación es un todo integrado, de ahí  la máxima de que “todo comunica” o  “es imposible no comunicar.” Los seres humanos utilizan múltiples canales para comunicarse, uno de los cuales es el lenguaje verbal. Cuando alguien no responde a una pregunta, en realidad está ofreciendo una respuesta. Cuando una persona permanece en silencio  también emite un mensaje.

 El desafío para la comunicación intercultural  es que así como en el lenguaje verbal existen múltiples lenguas, tantas otras se pueden encontrar en el lenguaje del silencio, de los gestos, del espacio. “Si Babel se restringiera  al lenguaje verbal, viviríamos en un mundo de comprensión mucho mas sencilla (Winkin, 2001).”

Desde la perspectiva psicológica, es  claro que los comportamientos dependen de la persona  y que ésta comunica para los otros desde  su misma presencia.  No se requiere la intención de comunicar puesto que la sola presencia ante el otro está reflejando infinidad de manifestaciones de naturaleza emocional, afectiva,  que el otro o los otros pueden interpretar. Por eso,  las afirmaciones de que todo comunica o de que es imposible no comunicar son plenamente coherentes con los principios psicológicos de la conducta.

Pero, así como éste, existen muchos enfoques y tendencias en el estudio de la comunicación los cuales han ido surgiendo en el debate de la cientificidad de las ciencias sociales. Por eso hay autores que se refieren a la comunicación en términos de transdisciplina o supradisciplina por cuanto guarda relación con las otras ciencias sociales.

La comunicación participa de la reflexión filosófica y de la producción científica de las demás ciencias sociales. Eso da muestras de la diversidad del objeto de estudio el cual para muchos teóricos está aún por definir. En el siguiente cuadro se muestra claramente cómo ese objeto de estudio está inmerso en las teorías y en las tendencias que se suceden en cada uno de lo sdistintos periódos del desarrollo de la comunicación. También se pueden observar las tendencias de lac omunicación, los principales representanets de cada una de ellas y los respectivos periodos en los cuales tuvieron su máxima vigencia. Barbero y Silva (1977), han hecho estudios al respecto los cuales se complementan en el presente artículo con el fin de ofrecer algunos aportes a quienes desean investigar sobre el tema.  

 

PERIODO

 

TENDENCIA

 

REPRESENTANTES

 

COMENTARIO

 

 

La oratoria

 

Aristóteles

 

Estudios iniciales de la comunicación.

 

1950

 

Teoría de sistemas

 

Ludwin von Bertalanffy

 

Biólogo.

 

1948

 

Cibernética

 

Norbert Wiener
Arturo Rosenbloueth

 

Consideración del principio de la retroalimentación (feed-back)
Publica la obra: Cibernética o el control y la comunicación en el animal y en la máquina.

1949

Teoría Matemática de la comunicación

Claude Shannon, Weber

Ingeniero de telecomunicaciones , trabajaba en la empresa Bell de teléfonos.

1947

La Industria cultural

Theodor Adorno

Se cambia el término de industria de masas por el industria cultural.

1960

La influencia  de los medios en la cultura y en las transformaciones  sociales en general

Marshall McLuhan

La influencia de la tecnología, la electrónica en la difusión de los medios lleva a profundas transformaciones  sociales, políticas, económicas, se reconoce el poder de los medios sobre la sociedad.

1976

Las comunicaciones como ciencia cultural

Raymond Williams

Se trata de hacer una relectura de de las tradiciones recuperando la experiencia de los sujetos y el análisis transdiciplinar de los procesos institucionales  de producción de los simbólico.

1992

Los nuevos paradigmas

Armand y Michelle Mattelart

Se fundamenta en  la teoría y en los proceso históricos de la comunicación.

1995

Las nuevas tecnologías

Roman Gubern

Estudia la aplicación de las nuevas tecnologías al mundo audiovisual.

1990

La mediación de los medios

Manuel Martín Serrano

Estudios desde la epistemología de la comunicación y desde  el análisis de los procesos y los medios.

 

PERSPECTIVAS DE LAS TEORÍAS DE LA COMUNICACIÓN

 

 

1959

 

 

1982

 

PERSPECTIVA INTERPRETATIVA:

-Escuela de Palo Alto

 

 

-Interaccionismo simbólico

 

 

-El construccionismo

 

 

 

 

 

-La etnometodología

 

 

Paul Watzlawick, Gregory Bateson, Ray Birdwhistell, D. Jackson, Stuart Sigman.

 

George H. Mead, Charles H. Cooley William I. Thomas, Herbert Blumer.

 

Berger y Luckmann

 

 

 

 

 

Harold Garfinkel

 

 

 

 

Mediante la interacción se construye el sentido de las situaciones sociales.
Análisis de la sociedad como realidad objetiva y subjetiva.

Es la búsqueda empírica de los métodos empleados para dar sentido y al mismo tiempo realizar acciones: comunicarse, tomar decisiones razonar.

La realidad de la vida es un mundo intersubjetivo  el cual se comparte con los otros para darle un sentido común. Por tanto el objeto de estudio es la vida cotidiana . A través del sentido común se le da sentido a la vida cotidiana.

 

Consiste en la búsqueda de los métodos empleados por los individuos para actual y para dar sentido a las acciones cotidianas:  pensar, comunicarse, tomar decisiones...
ETNO: Se refiere a la competencia de una persona para dar sentido a las acciones de una comunidad.
METODOLOGÍA: Significa las acciones prácticas que se desprenden de dicho conocimiento para seguir las secuencias normales de una acción.

 

PERSPECTIVA FUNCIONALISTA

-La comunicación de masas

 

Augusto Compte,  Durkheim.

Radeliffe-Brown, Malinowski

 

 

 

Se debe estudiar una sociedad o cultura en su conjunto para poder comprender sus instituciones y el comportamiento de sus miembros.
Estudia la función de una práctica en el contexto social de todos sus miembros.
La prospectiva funcionalista enfatiza en el aprendizaje como proceso asociativo.

 

1933

 

PERSPECTIVA CRÍTICA

-La Escuela de Franckfurt

 

 

 

 

 

 

 

 

-La economía política

 

 

 

-Los estudios culturales

 

 

Herbert Marcuse,
 Max Horkheimer, Theodor Adorno

 

 

 

 

 

 

 

 

Schiller,  Dorfman, Nattelart

 

 

R. Williams, R. Hoggart, E.P. Thompson

 

 

Hace reflexión del papel de los medios de comunicación de masas a partir de las coordenadas económicas.
La Escuela de Frankfurt, al observar un hecho social se propone a una primera definición del fenómeno observado, se propone hipótesis, se analizan los fenómenos sociales en su contexto.
El objeto de estudio es el análisis de la sociedad industrial avanzada y la industria de la cultura que se había generado de la sociedad industrial.

 

Piensan que la sociedad está influida por estructuras de clase y por las instituciones político-económicas.

 

Se fundamentan en la doctrina marxista para el análisis de la sociedad desde las estructuras de clase y las instituciones político-económicas.
Relacionan  la comunicación de masas con las funciones ideológicas de los medios de comunicación. Tienen como función:
-Suministro y construcción selectiva del conocimiento social
-Reflejarse en la pluralidad  de la sociedad: léxicos, estilos de vida, ideologías
-Organizar  y unir lo que se ha representado socialmente.

 

 

En relación con las tendencias de la comunicación, tal como se observa en el cuadro anterior, la dinámica en la cual ha estado inmerso el estudio de la comunicación es muy diverso; de ahí la necesidad de sistematizar y  reorientar enfoques comunes  bajo la misma pretensión de interpretar  el fenómeno de la comunicación.

Otra de las formas como se ha  sistematizado la información sobre la comunicación ha sido por las tendencias que se han identificado en cada una de las últimas décadas, tal como se ve a continuación.

Uno de los trabajos realizado en la década de los ochenta, que ha gozado de reconocimiento, es el estudio de la comunicación, realizado por  el sociólogo Armand Mattelart (1982). El autor hace una primera consideración de los principios de la teoría informacional, deteniéndose en  la tendencia lineal que se le otorga al modelo en lo relativo a la emisión y recepción de mensajes en donde los intereses económicos (disminución de costos)  influyen en la aplicación del proceso, se trata de algo externo al sujeto donde el énfasis está en el proceso y no en los sujetos que participan de él.

En la década de los noventa,  el interés fundamental se centró en recuperar los postulados de la racionalidad. El principal representante fue Jürgen Habermas (1988) quien ha través de la Teoría Crítica  propone pasar de la filosofía del conocimiento a la filosofía del lenguaje.  Pero también se detiene en los análisis de la ciencia, la moral, el arte, la vida, el mundo. Para Habermas la práctica comunicativa es el eje en torno al cual opera la racionalidad que  cuestiona todo lo relacionado con la modernidad para llegar a afirmar que la razón comunicativa está centrada en la posibilidad del consenso racional. Para él no tienen tanta importancia las mediaciones  centradas en las tecnologías de la comunicación, más bien se interesa por la reflexión en el lenguaje y  el papel de los  sujetos en el discurso, por lo que se dice  y se comunica.  Es decir que en toda comunicación  se dan dos dimensiones fundamentalmente: la dimensión transaccional en la cual priman los intercambios de información y la dimensión  interaccional en la que prevalece el tipo de contacto que se establece entre los participantes.

Intereses complementarios, desde otras perspectivas comunicativas
En los estudios de epistemología de la comunicación subyace  una gran preocupación por la ética y por la  estética. La primera se expresa a través del interés por lo humano, la historia, la política desde el hacer y el ser, tratando de entender la relación existente entre el organismo y el medio, así como la valoración que se da  entre “el hombre-el lenguaje y la cultura.”  También lo estético tiene un puesto importante en el estudio de la comunicación.

Otra tendencia es la importancia que toma la filosofía del lenguaje  en relación con la filosofía de la ciencia.

También es una tendencia  el horizonte investigativo  y aplicativo de los dispositivos tecnológicos, cuya incidencia en las formas de transacción   de información e interacción  permite entender el interés de los procesos de comunicación mediados por los avances tecnológicos. El hombre moderno  requiere de ellos para adaptarse a su medio. En la actualidad no se concibe a un hombre del común que no pase largas horas frente a su televisor,  que no use el teléfono  que no lea el periódico o que no escuche la radio, estas situaciones constituyen lo normal en una sociedad mediatizada donde los habitantes están  en permanente contacto con los medios de comunicación.

Una de las grandes tendencias que intervienen en este recorrido, que alrededor de las ciencias sociales participan en el debate sobre el estudio científico de la comunicación, es la filosofía del lenguaje. Como aquella rama del conocimiento que posibilita una lectura integral de los signos, desde el proceso de origen y transformación textual (entiéndase aquí de toda clase de textos, escritos, visuales, auditivos…) que implican ante todo un proceso de comunicación y comprensión de lo que allí sucede.

Y como lo señala el filósofo alemán Hans G. Gadamer (1996) “Comprender e interpretar se adscriben de una manera específica a una tradición específica a la tradición lingüística. Pero al mismo tiempo va más allá de esta adscripción no solo porque todas las creaciones de la humanidad, aún las no lingüísticas, pretenden ser entendidas de este modo, sino porque la razón mucho más fundamental de que todo lo que es comprensible  tiene que ser asequible a la comprensión y a la interpretación”.

Es aquí donde nuevamente se puede observar la importancia de la comunicación en diálogo directo con otras disciplinas en primera instancia respecto al lenguaje, pero con una finalidad última trascendental en el desarrollo del pensamiento y es la elaboración, representación y transmisión del conocimiento, proceso que necesariamente pasa por un ejercicio de la comunicación que exige profundo análisis desde sus antecedentes históricos hasta la actualidad de la misma.

Hoy por hoy, el estudio de la comunicación pasa como lo que hemos visto por diferentes perspectivas desde lo lingüísitico e histórico, hasta lo sociológico, antropológico y siciológico.

Se trata  además, de un horizonte en donde los dispositivos tecnológicos, cuya incidencia en las formas de transacción   de información e interacción,  permiten entender el interés de los procesos de comunicación mediados por los avances tecnológicos. Desde principios del siglo XX la técnica marcaría definitivamente el desarrollo de los pueblos y posteriormente la tecnología se convertiría en uno de los ejes fundamentales para el desempeño y desarrollo social.

El hombre moderno  requiere de la tecnología para adaptarse a su medio. En la actualidad no se concibe a un hombre del común que no pase largas horas frente a su televisor,  que no use el teléfono o su pc,  que no lea el periódico o que no escuche la radio. Es el panorama de una sociedad mediatizada, en donde el medio de comunicación es uno de los actores más influyentes en la cotidianidad del hombre.

Los medios de comunicación no solo le permiten al hombre vivir conectado con el mundo, sino que le facilitan un acceso ilimitado al conocimiento.

Así como la civilización humana es impensable sin la generación y el uso del conocimiento,   de la misma  manera resulta impensable entender el mundo sin la comunicación.  Pero   las formas de conocimiento han evolucionado de la misma manera que ha evolucionado la sociedad del conocimiento, la cual ha pasado por períodos simples de desarrollo hasta llegar a momentos más avanzados en la construcción del conocimiento científico.

Es en este transcurrir donde se encuentran los distintos enfoques  y campos de aplicación de la comunicación en un intento de constituirse como ciencia desde el paradigma de las ciencias sociales.

 Este debate aún no tiene conclusiones definitivas, por eso el grupo SIGMA  tiene como parte de su plan de acción participar y aportar sus reflexiones en torno al tema de la epistemología de la comunicación.


Referencias

Barbero, J. M. y Silva, A. (1997). Proyectar la comunicación. Bogotá: Tercer            mundo.

Bettendorff, M. (2003). XI Jornadas de reflexión Académica. Universidad de           Palermo (Italia). Facultad de Diseño y Comunicación.

Beuchot, M. (1991). La Filosofía del Lenguaje en la Edad Media. Mexico:    Universidad Nacional de México, Instituto de Investigaciones Filosóficas, Colección Cuadernos.

Cerda, H. (1997). La investigación total. La unidad metodológica en la           investigación  científica. Bogotá: Magisterio.

Fuentes, R. (1997). Retos disciplinarios y posdisciplinarios  para la investigación     de la    comunicación. Revista comunicación y sociedad N° 31. México: U. de Guadalajara.

Gadamer, H. (1996). Verdad y Método Tomo I. Salamanca: Ediciones Sígueme.

Habermas, J. (1988) Teoría de la acción comunicativa. Tomos I y II. Madrid:           Taurus.  

KHUN, Thomas. (1978). La estructura de las revoluciones científicas.  Taurus:           Madrid.

Mardones, J. M. y Ursua, N. (1988). Filosofía de las ciencias humanas y sociales.    Anthropos.  Revista de la Documentación Científica de la Cultura, 82-83.  

Mattelart, A.  (1982). Tecnología, Cultura, comunicación. Barcelona: Mitre.

Pacheco , A. y Cruz, M. (2006). Metodología crítica de la investigación. México:      continental.

Phillips, N.  (1984). Nuevas técnicas de investigación. Barcelona: Financia.

Winkin. En: GRIMSON, Alejandro. Interculturalidad y comunicación. Enciclopedia latinoamericana de  Comunicación.


Notas

1. Este artículo forma parte del proyecto de investigación sobre Epistemología de la Investigación el cual se encuentra en ejecución (primera fase)

2. Luis Beltrán Pérez Rojas
Doctor en Psicología
Atlantic Internacional University
Coordinador Área de Investigación
Universidad de Medellín
Tel: 3405450   cel 315-4688080
lbperez@udem.edu.co

3. Norman Velásquez
Comunicador Social Periodista
Universidad de Antioquia
Especialista
Cordinador de las especialializaciones
Universidad de Medellín
Tel: 3405372  cel: 311 6301185
novelasquez@udem.edu.co



Fecha de recepción:
19 de abril de 2006

Dirigir dudas y comentarios a: 
Luis Beltrán Pérez Rojas y/o Norman Velásquez

   

Global Media Journal Edición Iberoamericana.  2004. Derechos reservados
Actualizado: 23/06/2008